Limitación de Viajes Fuera de Estados Unidos para Solicitantes de Residencia Permanente, Residentes Permanentes, y Candidatos a Ciudadania Americana

LIMITACION DE VIAJES FUERA DE ESTADOS UNIDOS PARA SOLICITANTES DE RESIDENCIA PERMANENTE, RESIDENTES PERMANENTES, Y CANDIDATOS A CIUDADANIA AMERICANA

 

Con frecuencia clientes que están en proceso de obtener su tarjeta de residente permanente o que ya obtuvieron la misma, nos preguntan al respecto de si tiene restricciones para viajar fuera de Estados Unidos y los periodos de tiempo durante los cuales pueden permanecer fuera del país. Para responder esta pregunta de manera completa, debemos tomar en cuenta lo siguiente:

 

  1. Consideraciones durante el proceso de ajuste de status;
  2. Consideraciones en relación a mantener su residencia permanente; y
  3. Consideraciones en relación a obtener ciudadanía americana.

 

Este articulo examina de manera general e informativa el impacto de los viajes fuera de Estados Unidos en las tres consideraciones señaladas anteriormente. Este artículo no debe ser tomado como un sustito de asesoría legal. Es decir, para determinar el impacto que un viaje o una serie de viajes tiene o tendría en su proceso de residencia permanente, en su residencia permanente una vez otorgada, o en un proceso de ciudadanía americana, le sugerimos enfáticamente que contacte a un abogado con experiencia en el área de leyes de inmigración.

Consideraciones durante el proceso de ajuste de status.

Existen dos rutas para obtener permiso de residencia permanente en Estados Unidos (“greencard”). Por un lado, se puede obtener greencard por vía consular. Esta vía es para solicitantes que se encuentra fuera de Estados Unidos durante el proceso. Por este motivo, las consideraciones de este artículo no son directamente relevantes para solicitantes de greencard por vía consular.

Por otro lado, se puede obtener greencard por vía de ajuste de status. Esta vía es para solicitantes que se encuentran dentro de Estados Unidos durante el proceso. Las consideraciones de este segmento son relevantes para los solicitantes de greencard por vía de ajuste de status.

Generalmente, los solicitantes de greencard por vía de ajuste de status no pueden salir de Estados Unidos durante el procesamiento de su solicitud sin antes obtener autorización para hacerlo. De lo contrario, el servicio de inmigración toma la posición de que el solicitante abandono su solicitud de ajuste. Dicha autorización de viaje es denominada Advance Parole. Lo anterior no aplica para solicitantes de ajuste que cuentan con ciertas visas de inversión o trabajo, como la L-1 y H-1B, y sus familiares.

Además de prevenir el abandono de la solicitud de ajuste por motivo de viaje internacional, el Advance Parole opera como un sustituto de visa para extranjeros en ciertas circunstancias, incluyendo aquellos que se encuentran en proceso de ajusto. Es decir, el Advance Parole, autoriza a un extranjero para abordar un avión u otro método de transporte internacional con destino a Estados Unidos y presentarse en un puerto de entrada para solicitar ingreso físico a Estados Unidos. Note que el Advance Parole no garantiza el ingreso físico a Estados Unidos, aunque este es rutinariamente otorgado a los portadores de Advance Parole.

El Advance Parole es otorgado de curso a solicitantes de ajuste que no han acumulado presencia ilegal en el país al momento de introducir la solicitud de ajuste. En estas circunstancias, el Advance Parole es típicamente otorgado junto con una autorización provisional para aceptar empleo en Estados Unidos en un periodo no mayor de 90 días.

Los solicitantes de ajuste que acumulan presencia ilegal en Estados Unidos antes de someter su solicitud de ajuste, pueden solicitar Advance Parole si desean viajar temporalmente por motivos humanitarios urgentes o beneficio publico significativo, lo cual incluye emergencias personales o familiares.

Es importante notar que el Advance Parole no exime de responsabilidad a un extranjero que acumula más de 180 días de presencia ilegal en Estados Unidos. En estas circunstancias, al salir de Estados Unidos, el extranjero dispara una causal de inadmisibilidad por 3 o 10 años, quedando impedido para obtener un greencard durante el periodo de inadmisibilidad sin antes obtener un perdón.

Consideraciones en relación a conservar su permiso residencia permanente en Estados Unidos.

La regla primaria es que, para conservar su permiso de residencia permanente en Estados Unidos, un extranjero debe mantener en todo momento su intención de residir en Estados Unidos. Cada vez que un residente permanente solicita entrada a Estados Unidos tras un viaje internacional, existe la posibilidad de que el oficial de inmigración cuestione al respecto de si el extranjero abandono en algún momento su intención de residir en Estados Unidos. Este cuestionamiento puede ser iniciado por dos motivos: (1) por qué el extranjero permaneció más de 180 días continuos fuera de Estados Unidos o (2) porque el viaje internacional no fue “temporal.” Un viaje “temporal” es aquel que: (a) dura un periodo de tiempo relativamente corto, marcado por un evento predeterminado; o (b) concluirá con un suceso sobre el cual existe la posibilidad razonable de que ocurra en un periodo de tiempo corto.

Ahora bien, por el contrario, si un residente permanente viaja fuera de Estados unidos de manera “temporal” por un periodo menor de 180 días, debe ser permitido su ingreso físico a Estados Unidos como si no hubiese salido. Es decir, sin consideración, entre otras cosas, sobre si abandono o no en algún momento su intención de residir en Estados Unidos.

Por supuesto, el tema de si un viaje es “temporal” toma significado cuando los viajes internacionales son frecuentes y/o prolongados. Ahora bien, más allá de si un viaje fue “temporal” o no, para determinar si el extranjero abandono o no su intención de residir en Estados Unidos, entran en consideración otros factores adicionales a la naturaleza o duración de su (o sus) viaje(s) internacional(es). Estos otros factores serian, por ejemplo, entre varios otros, posesión de una dirección o propiedad inmueble en Estados Unidos; cumplimiento de obligaciones tributarias; posesión de cuentas bancarias, tarjetas o líneas de crédito, y/o otros activos/pasivos o intereses financieros en Estados Unidos; posesión de licencia para conducir en el estado correspondiente; documentación sobre las razones de su permanencia en el exterior; y renovación de su tarjeta de residente permanente.

Adicionalmente, un extranjero residente permanente que regresa a Estados Unidos después de un viaje internacional debe presentar una tarjeta de residente permanente en el puerto de entrada, la cual es válida solo si el viaje internacional fue “temporal” y no excedió 365 días continuos. Es decir, en general, una ausencia voluntaria de más de 365 días continuos, invalida automáticamente la tarjeta de residente permanente.

Para aquellos residentes permanentes que conservan su intención de residir en Estados Unidos, pero anticipan un viaje internacional de más de 365 días continuos, existe la alternativa de obtener un Reentry Permit. El Reentry Permit es válido por 2 años e impide que la invalidación automática de la tarjeta de residente por motivo de un viaje internacional por más de 365 días continuos. Sin embargo, el Reentry Permit no impide el cuestionamiento al respecto de si el extranjero su intención de residir en los Estados Unidos en algún momento, solo tiene el efecto de impedir que se considere abandonada la intención de residir solo por la duración de la ausencia. Sin embargo, la posesión de un Reentry Permit típicamente persuade a un oficial de inmigración en el puerto de entrada de que el extranjero no abandono su intención de residir en Estados Unidos.

Para aquellos que siendo residentes permanentes viajaron fuera de Estados Unidos y por motivos ajenos a su voluntad, quienes en todo momento mantuvieron y pueden demostrar su intención de residir en Estados Unidos, pero no lograron regresar antes de que se cumplieran los 365 días de su partida, existe la posibilidad de obtener una SB-1—visa de regreso para residente permanente—a través de un consulado de Estados Unidos en el exterior.

Finalmente, es importante notar que aun cuando el extranjero residente permanente logra su ingreso a Estados Unidos, el tema de si abandono en algún momento su intención de residir en Estado Unidos por tema de ausencia (o ausencias) prolongada y/o no temporal, puede ser revisado por el servicio de inmigración en cualquier momento. Por ejemplo, puede ser revisado en el contexto de una solicitud de naturalización (proceso para obtener ciudadanía americana) o en el contexto de una solicitud realizada a favor de un familiar (ej., petición de residencia para un hijo/hija).

Consideraciones en relación a obtener ciudadanía americana.

Los aspirantes a ciudadanía americana deben cumplir, entre varios otros requisitos, con tres requisitos de temporalidad. El primero es el requisito de “residencia continua” que se refiera a el cumplimiento de por lo menos 5 años de residencia continua en Estados Unidos—en algunos casos excepcionales solo 3 años. El segundo es el requisito de “presencia física” que se refiere a permanecer por lo menos la mitad de esos 5 años con pies puestos en territorio de Estados Unidos—en algunos casos excepcionales solo la mita de 3 años. El tercero es el requisito de “residencia distrital” que se refiere a el domicilio por al menos 3 meses en el distrito del servicio de inmigración en el cual se introduce la solicitud.

Ahora bien, el conteo para cumplir con el requisito de residencia continua se rompe de manera absoluta cuando el candidato a ciudadanía permanece más de 365 días continuos fuera de Estados Unidos. Similarmente, el conteo se rompe cuando el candidato a ciudadanía permanece más de 180 días continuos, pero menos de 365 días continuos, fuera de Estado Unidos, a no ser que pueda demostrar que a pesar de la ausencia prolongada no abandono su intención de residir en Estados Unidos. En la sección anterior explicamos el concepto de abandono de la intención de residir en Estados Unidos.

Ahora bien, es importante notar que aun cuando un candidato a ciudadanía cumple con el requisito de residencia continua por haber evitado ausentarse más de 180 días continuos, es posible que no cumpla con el requisito de presencia física si, a pesar de no ser prolongados, sus viajes internacionales fueron muy frecuentes.

Adicionalmente, es importante notar que el candidato a ciudadanía americana debe mantener su elegibilidad hasta el momento que la ciudadanía le es otorgada y no hasta el momento en que presenta la solicitud. Por este motivo, viajes frecuentes y/o prolongados después de que su solicitud ha sido enviada al servicio de inmigración pueden tener impacto en el requisito de residencia continua, presencia física, o residencia distrital.

Finalmente, como ya comentamos en la sección anterior, independientemente de la duración de los viajes de un candidato a ciudadanía, en el contexto de una solicitud de naturalización, el servicio de inmigración tiene la potestad de cuestionar si el solicitante en algún momento abandono su intención de residir en Estados Unidos por motivo de que alguno de sus viajes no fue de índole “temporal.” En la sección anterior explicamos el concepto de abandono de la intención de residir en Estados Unidos y el concepto de viaje “temporal.”

 Fernando Franco, Esq.

 
Schedule an Appointment