Las Batallas de Copyright

A menudo recibimos consultas o representamos clientes en disputas al respecto de los derechos que pueda tener un empleador, por un lado, o un empleado o contratista independiente, por el otro lado, sobre propiedad intelectual desarrollada por el empleado o contratista independiente mientras al servicio del empleador. Los derechos de dichas partes varían según el tipo de propiedad intelectual en cuestión. Por ejemplo, las invenciones científicas están cubiertas por la ley federal de patentes mientras que las obras originales de autor están cubiertas por la ley federal de copyright. Este articulo contiene información general sobre cómo se determinan los derechos sobre obras originales de autor en dichas circunstancias.

La ley federal de copyright protege obras originales de autor reducidas a un medio tangible de expresión. Entre los tipos de obras protegidas se encuentran obras literarias, musicales, fotográficas, y varias otras. Los requisitos esenciales para protección de copyright son: originalidad y fijación. Es decir, para ser protegida por la ley de copyright una obra debe haber sido creado independientemente por un autor o grupo de autores y tener un nivel mínimo de creatividad, además de haber sido fijada en un medio tangible de expresión (ej., papel y tinta o fotografía). Entre los derechos exclusivos otorgados por el copyright se encuentran, entre otros, los derechos de reproducción, adaptación, distribución, y exhibición.

En principio, el copyright le pertenece al “autor.” El empleador o la entidad o individuo para quien la obra fue preparada es considerado el “autor” para efectos del copyright si la obra es considerada “trabajo realizado bajo contrato.”

Para determinar si la obra es “trabajo realizado bajo contrato” las cortes deben primero determinar si la persona contratada para realizar la obra es un empleado o un contratista independiente. Para esto, las cortes realizan un análisis bajo las reglas básicas de agencia del common law, considerando, entre varios otros, factores como la habilidad requerida para crear la obra; la fuente de materiales e instrumentos utilizados; la locación de trabajo; y la duración de la relación entre el creador y el empleador.

Si se trata de un empleado, la obra es “trabajo realizado por contrato” cuando fue creada en el “ejercicio de sus funciones.” Las cortes usan los principios básicos de agencia para determinar si una obra fue creada por un empleado en el “ejercicio de sus funciones.” Las cortes típicamente encuentran que la obra fue creada por un empleado en el “ejercicio de sus funciones” cuando: la obra es del tipo que el empleado fue contratado para crear; fue creada en gran parte en el espacio y tiempo autorizado; y motivado, al menos parcialmente, con el propósito de satisfacer al empleador.

Por otro lado, si se trata de un contratista independiente, la obra es “trabajo realizado por contrato” cuando las partes acuerdan en un instrumento escrito que la obra es “trabajo realizado por contrato” y la obra pertenece por lo menos a 1 de 9 tipos específicos de obras enumerados en el Copyright Act, incluyendo, por ejemplo, una contribución a un trabajo colectivo o una porción de un film u otra obra audiovisual.

Este breve articulo solo examina quien adquiere inicialmente el copyright sobre una obra. Sin embargo, en un contexto practico las consideraciones al respecto de copyright se extienden mucho más allá de tan solo quien es inicialmente el dueño del copyright. En un contexto practico normalmente existen, entre varias otras, consideraciones de asignación de copyright o licencias de uso (explicitas o implícitas). Para asesoría general, redacción de contratos, defensa o enjuiciamiento, o cualquier otro tema relacionado con copyright u otra área de propiedad intelectual, no dude en contactarnos.

Fernando Franco, Esq.

 
Schedule an Appointment