Distribución de bienes maritales en Florida tras divorcio en país extranjero

DISTRIBUCION DE BIENES MARITALES EN FLORIDA TRAS DIVORCIO DECRETADO POR UNA CORTE EXTRANJERA

 

Debido a la naturaleza transnacional de nuestra práctica, muchos de los casos de divorcio que manejamos involucran temas complejos de distribución de bienes que se encuentran en un país distinto al país en el cual están domiciliados los cónyuges. Por un lado, se presentan casos en los cuales los cónyuges están domiciliados en un país extranjero, pero poseen bienes maritales en el estado de la Florida. Por el contrario, también se presentan casos en los cuales los cónyuges están domiciliados en Florida, pero poseen bienes maritales en un país extranjero. Este aspecto transnacional presenta ciertas complejidades que, de no ser atendidas con una estrategia adecuada, pueden resultar en perdida para el cónyuge que no se asesora bien. Este articulo trata de manera general e introductoria la ley de Florida con respecto a divorcios y/o distribución de bienes decretados por una corte extranjera.

 

Las cortes de Florida pueden reconocer una resolución de divorcio decretada por una corte extranjera bajo el principio de “cortesía.” El principio de cortesía es de índole discrecional y no mandatorio. Lo que quiere decir que las cortes de Florida son otorgadas por el legislador discreción para reconocer dichos decretos en ciertas circunstancias, pero no están obligadas a hacerlo. Sin embargo, las cortes de Florida no deben declinar cortesía al decreto de una corte extranjera, a no ser que sea necesario para la protección de los ciudadanos de Florida.

 

El principio de cortesía ha sido objeto de extenso desarrollo por las cortes de Florida. Por este motivo, cada caso debe ser analizado con detenimiento para determinar el posible impacto que tendría el principio de cortesía en el mismo. En términos generales, se requiere lo siguiente para que una corte de Florida reconozca una resolución de divorcio extranjera bajo el principio de cortesía:

 

  1. Ambas partes deben haber recibido notificación del proceso de divorcio y oportunidad de interceder y ser escuchados;
  2. La corte extranjera que decreto el divorcio es competente para tal propósito; y
  3. La resolución extranjera no contraviene el interés público de Florida.

 

Así las cosas, el reconocimiento de una resolución de divorcio extranjera por una corte en Florida depende en gran parte de la legislación relevante en el país extranjero y el proceder de la corte extranjera en el caso específico. En Colombia, por ejemplo, la ley de procedimiento civil exige que se cite al cónyuge demandado a comparecer ante el juzgado donde yace la demanda para ser ahí notificado personalmente de la demanda de divorcio. Si el demandado no comparece dentro del tiempo prescrito por la ley, el cónyuge demandante debe notificar la demanda a través de aviso. De esta manera, los divorcio decretados por una corte colombiana en cumplimiento de lo anterior, cumplen con el primer requisito para su reconocimiento en las cortes de Florida. Sin embargo, un error de procedimiento al respecto de lo anterior puede ser fatal al momento de buscar el reconocimiento del decreto de divorcio en una corte de Florida.

 

Ahora bien, en Davis v. Dieujuste, la Corte Suprema de Florida aclaro que un ex cónyuge no puede someter a consideración de una corte en Florida los derechos de los ex cónyuges sobre propiedad adquirida durante el matrimonio en el territorio de Florida, cuando dichos derechos fueron litigados o debieron ser litigados en el contexto del proceso de divorcio en el extranjero. Por este motivo, no presentar a consideración de la corte extranjera los derechos de los cónyuges (o ex cónyuges) sobre la propiedad adquirida durante el matrimonio en Florida, puede ser un error fatal para el cónyuge que no aparece como propietario en el título de algún bien en Florida. Es curioso, sin embargo, que, en Venezuela, por ejemplo, el proceso de separación de bienes (contencioso o de mutuo acuerdo) se adelante posterior a la disolución marital. De manera que aun cuando existe un decreto de divorcio por parte de una corte venezolana, es concebible que se pueda someter a consideración de una corte en Florida los derechos de los ex cónyuges sobre bienes en Florida. Sin embargo, si existe un decreto de separación de bienes por parte de una corte venezolana, el cual es silencioso al respecto de los bienes en Florida, el cónyuge que no aparece en el título de dichos bienes puede quedar completamente despojado de los mismo.

 

Si usted se enfrenta a un posible proceso de divorcio, le sugerimos enfáticamente que contacte a un abogado conocedor de los aspectos transnacionales de la distribución de bienes maritales, para diseñar una estrategia que abarque aspectos de ley de Florida y países extranjeros involucrados. El abogado Franco esta licenciado para practicar leyes en Florida, New York, y Colombia. Además, contamos con aliados estratégicos en países extranjeros como, por ejemplo, Colombia y Venezuela. Todo lo anterior lo ponemos a disposición de nuestros clientes para diseñar e implementar la estrategia ideal para su caso específico. Desde nuestra oficina en Miami podemos poner en marcha toda la estrategia transnacional, incluyendo la instauración de procesos legales en países extranjeros a través de nuestros aliados en respectivos países.

 

 

Fernando Franco, Esq.

 
Schedule an Appointment